sábado, 9 de julio de 2011

Escapar

Como ahora mismo no estoy publicando ningún relato, voy a ir rescatando algunos cuentos cortos que tengo por ahí; comenzaré con este: Escapar.

Está claro, no hay salida.- pensó mientras miraba a todos lados, esperando encontrar un punto de escape, algo que le diera esperanza, una puerta a la libertad. Debía tener cuidado, si uno de sus carceleros adivinaba sus intenciones, sería su fin. Se limpió el sudor de las manos en el interior de los bolsillos de los pantalones y respiró hondo.


Este lugar es muy grande, debe de haber algún punto débil, una zona sin vigilancia.- Pensó tratando de mantener la calma, pero lo cierto era que el tiempo se le acababa. Continuó caminado por el frío pasillo, agachando la mirada. Oyó una voz autoritaria y se escondió tras un gran armario. Sabía lo que podía ocurrir si esa persona le pillaba en esa zona, no podría salir, sólo desesperación y monotonía…


Tengo que salir, como sea, pero tengo que salir.— Murmuró por lo bajo.


De repente su cara se iluminó. Ahí estaba, su salvación, una puerta abierta al exterior, ese exterior libre y lleno de posibilidades. Se levantó, y echó a correr, en ese momento sólo existían él y esa puerta redentora, pero de repente el resto del mundo se materializó en una mano poderosa que lo agarraba por el hombro frenando su carrera.


¿Adonde crees que vas?— El hombre parecía divertido mientras pronunciaba esas palabras, como si cortarle las alas fuese lo mejor que podía hacer en ese momento.


Y en ese preciso instante lo comprendió, se liberó de esa mano opresora, bajó la mirada y se encaminó de nuevo al pasillo, dando la espalda a esa puerta abierta que prometía libertad, no tenía escapatoria, tendría que ir a matemáticas. ¡Mierda!

4 comentarios:

  1. muy bueno...y un final muy simpático.

    ResponderEliminar
  2. Gracias ¿quién no ha estado en esa situación alguna vez?
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. jaja! me esperaba cualquier cosa menos ese final.
    Genial Slayer. Es muy bueno. ;)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar. Me alegro de que te haya gustado.
    Un beso!

    ResponderEliminar