miércoles, 29 de septiembre de 2010

Y la vida siguió...



Espero que os gusten estas dos imágenes.
La primera, tomando dos fragmentos de la canción My inmortal de Evanescence, cuya traducción sería "Si tienes que irte, desearía que te fueras de verdad, porque tu presencia sigue anclada aquí y no me deja sola", "Estas heridas no sanarán, este dolor es demasiado real. Simplemente es demasiado lo que el tiempo no puede borrar".
Y la segunda con un fragmento de la canción Donde habita el olvido de Joaquín Sabina, en referencia a una Alicia que quedó congelada en el tiempo tras la muerte de Fernando (aunque está vivo, pero eso lo sabemos nosotras, ella no).

No hay comentarios:

Publicar un comentario