lunes, 12 de julio de 2010

Aupa la Roja

Lo siento, pero lo tenía que hacer...
PD: Viva la cefalópoda que te parió, Paul.

2 comentarios:

  1. Pues si a Paul le deberían brindar el homenaje de ser degustado por los campeones del mundo, que mejor homenaje para Paul que estar en esos intestinos.

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que por aquí hay otra adicta al pulpo... es que está tan rico. Yo creo que Paul debería seguir en el acuario, pero claro está que alguno de sus congéneres terminará aliñado con aceite de oliva, pimentón y patatatitas... y para dentro!!!
    Ese menú sí que es un premio como dios manda!!

    ResponderEliminar