martes, 27 de octubre de 2009

Lucrecia y los dos tórtolos



Aquí os dejo estas imágenes. Una dedicada a Lucrecia y algunas de sus características más destacables, la otra dedicada a esa cura post-calabozo del capítulo siete, con la frase "Estas son las cicatrices que nunca muestras" de la canción Fire sign de David Berkeley, con un doble sentido, uno el físico, obviamente, porque Hernán se pasó con su hermano pequeño, y otra porque en el calabozo, creyendo que la muerte estaba cerca, Gonzalo le contó a Margarita cosas que, de otro modo, nunca le hubiera dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario